NO A la ALTA TENSIÓN

Entrevista a un miembro de la plataforma “No a l´Alta Tensió” (Comarcas centrales)

¿A pesar de que muchas de nosotras ya conocemos el conflicto que ha surgido con Iberdrola y la nueva línea de Alta Tensión, nos gustaría que nos explicases en que consiste más concretamente este proyecto, y cuál es la zona que queda afectada?

Hablando brevemente sobre este proyecto decir que alrededor de unos 5 años atrás se presentó en el Ayuntamiento de Ontinyent el proyecto y este alegó en contra.  Más tarde y hasta ahora, siempre se han presentado informes desfavorables, incluso el grupo Compromis lo intentó llevar a Las Cortes sin demasiado éxito. Básicamente el proyecto consiste en una línea de alta tensión formada por 37 torres que atraviesa los términos de Albaida, Benisoda, Agullent y Ontinyent y que por lo que dice el estudio de impacto ambiental (hecho antes del incendio), esta va destinada a enlazar con la subestación de Xixona, para después ir hacia Alicante y posteriormente alimentar las líneas saturadas de la costa.


¿Cuando menos, es curioso que se produjera un incendio al 2010 justo por esta zona. Creéis que este, puede tener algún tipo de relación con el proyecto de Lina de Alta Tensión?

Hasta este momento la gente del pueblo no se enteró de la magnitud de este proyecto y además en aquel momento no estaba el factor de la sierra quemada, de forma que no ha sido hasta un poco antes y después del incendio hasta que la gente no estalló en contra de este proyecto.
De todas maneras y desgraciadamente, la relación entre fuego e intereses económicos suele ser directamente proporcional, a pesar de que nunca se puede demostrar con pruebas de peso si hay una rabia generalizada, no sólo por el hecho que se haya quemado la sierra y enseguida se hayan iniciado las obras, sino que además Iberdrola cuenta con el apoyo de la Generalitat Valenciana, la cual además a vetado a los últimos días la ley de los 30 años con los cuales no se podía construir después de un fuego. Estamos por lo tanto, ante una perversión enorme en cuanto al fuego y a los negocios con una combinación explosiva que aglutina Consejería, el fuego y multinacionales como Iberdrola.
De forma que cuando hablamos de fuego nunca podremos establecer una relación directa de causa-efecto si tenemos en cuenta las pruebas pero sí lo haremos si tenemos en cuenta los hechos.

¿Desde cuando empezaron las obras y en que están consistiendo, es decir, qué consecuencias tendrán estas sobre el territorio desde un punto de vista ecológico y social?

Las obras empezaron antes del verano con un número pequeño de trabajadores, ahora y después de enterarse que el juez no paralizará las obras y a la espera del juicio, Iberdrola trabaja con tres subcontrataciones diferentes y a toda velocidad para tenerlas acabadas cuando llegue el juicio.
Las consecuencias sobre el territorio son muy claras, después de un fuego el terreno es muy frágil y su recuperación delicada, sí tenemos en cuenta que estas sierras han sido quemadas en diferentes ocasiones y ahora tienen que soportar los destrozos de las máquinas estaremos hablando de daños irreversibles, además, una vez las torres levantadas el paisaje será alterado por siempre jamás y con esto la vida de las aves. En cuanto al aspecto social, este paraje es un lugar muy emblemático para la gente de los pueblos que allí vivimos. Todo el mundo alguna vez monta a estas sierras para pasear, ir en bici, buscar setas o cualquier actividad relacionada con la naturaleza. De forma que si estas obras se llevan finalmente a término el aspecto será verdaderamente lamentable y digno de no ser visitado ni frecuentado para disfrutar del tiempo libre. Además, tenemos que tener en cuenta que esta línea pasa por dentro y por los alrededores de diferentes viviendas, que aunque la mayoría ilegales estos no han sido consultados ni tenidos en cuenta. De forma que estamos hablando de una auténtica imposición en beneficio de Iberdrola y no de interés general como dice Consejería.

¿Cómo surgió la plataforma contra el alta tensión? ¿A qué colectivos aglutina?

La plataforma surgió ante la impotencia de ver el fuego arrasar todo el término y como después se han tirado a la carrera diferentes empresas, entre ellas Iberdrola para sacar beneficio de la desgracia de los otros. Concretamente nos unimos la mayoría de colectivos y asociaciones de Ontinyent, vinculadas a la naturaleza o a la cultura pero que ahora defendemos un objetivo común, la defensa del territorio de especuladores y empresas sin escrúpulos. Los colectivos que formamos la plataforma somos: Pandilla Ecologista la Raíz, la coordinadora ecologista de la Vall d’Albaida (CEVA) y otras colectivos locales y comarcales como Jóvenes Meruts, Acció Cultural, Convoy Solidario, Atendéis la estación de Albaida y un infinito de colaboraciones.

¿Y qué respuestas y acciones han sido dándose a lo largo de este año para intentar parar este proyecto? ¿Habéis tenido algún tipo de represión? ¿En que ha consistido?

Las acciones han sido muy diversas y por todas las vías posibles. Por un lado hemos sido subiendo a las obras para protestar y pararlas aunque fuera momentáneamente. Hemos hecho manifestaciones, jornadas, cenas y un montón de actividades de información y sensibilización.
A parte los abogados y colaboradores han puesto un recurso administrativo, el cual todavía está pendiente de juicio. Son muchas las horas dedicadas y muchos los esfuerzos realizados para intentar mover y sensibilizar a las poblaciones pero también han sido muchos los momentos de tensión y las situaciones absurdas de represión realizadas por la guardia civil. La más desmesurada y desagradable fue la detención de 3 personas a las que fueron cerradas y aisladas durante 26 horas a los cuarteles de Canals y Xàtiva, acusadas de unos supuestos daños, todo esto sin tener pruebas ni hechos que lo evidenciaron. Todo un ejemplo de represión policial dictada por personas influyentes de Iberdrola que controlan bien a los políticos como Alfons Rus entre otros.


¿A ámbito estatal, existen actualmente otros conflictos parecidos? ¿Podrías resumir como están siendo sus respuestas?

Bien, al ámbito estatal se repiten las situaciones vividas en la Vall d’Albaida, proyectos impuestos y personas silenciadas. Ante el crecimiento imperialista de empresas muy asentadas en todo el estado y que controlan muy bien tanto a los políticos como la guardia civil. No se extraño leer en Internet como grupos de gente que se oponen a proyectos de alta tensión son reprimidos y asediados del mismo modo, exactamente igual que nos han asediado a nosotros. Concretamente recuerdo un caso de otra plataforma en contra de una línea de alta tensión que decía a su blog: “estábamos en una marcha pacífica y la guardia civil identificó a todos y denunció al de la gaita y al del tambor entre otros” Parece que los guardia civiles han ido todos juntos a la misma academia. Es evidente que un modelo de vida como este no tiene en cuenta a nadie, sólo a los que participan con el negocio económicamente y políticamente, el resto hay instrumentos suficientes para silenciarlos y reprimirlos.

¿Cuál es la defensa que hace Iberdrola sobre este proyecto? ¿Cuales son sus argumentos y qué beneficios defiende?

Ninguno. Sólo se ampara con la legalidad facilitada por consejería. Triste pero es así.

Si comentabas que hay otros proyectos de energía muy parecidas en todo el Estado Español, ¿se podría decir que hay una política consciente, que está impulsando este tipo de proyectos? ¿Son sólo las empresas? ¿O las administraciones públicas también lo están apoyando?

Para desgracia de todos nosotros tenemos que tener en cuenta que empresas y administraciones trabajan juntas. Una prueba de esto es que, dos semanas antes de que el juez nos informara a nosotros que no iba a paralizar las obras cautelarmente, Iberdrola duplicaba el número de máquinas y trabajadores para avanzar a toda velocidad, así cuando llego el juicio el mal ya estará hecho. Información privilegiada. Qué casualidad, ¿no?

Para acabar, nos gustaría hacerte una pregunta algo más teórica. Nos gustaría saber si desde la Plataforma Contra el alta Tensión, veis este conflicto como una crítica aísla a Iberdrola o si pensáis que no se trata sólo de esto, si no que existe una conciencia más ancha y se piensa que estos proyectos son consecuencia de un modelo económico capitalista que intenta agotar todos nuestros recursos a expensas del beneficio de unos pocos, sin tener en cuenta las consecuencias negativas que produce.

Es obvio que las políticas actuales no pasan desapercibidas y sobre todo la Consejería no nos podrá nunca vender que están realizando un desarrollo sostenible, respetuoso y social. Esto lo sabemos todos, sólo que con el lema “empleo y prosperidad” todo el mundo está dispuesto (o simplemente resignado) a que nos revientan el territorio con el único argumento de que “ es necesario para avanzar”. Todos sabemos que hoy en día no estamos avanzando hacia ningún lugar, y mucho menos con esta gestión del territorio. Más bien nos estamos hipotecando a nosotros y a nuestros hijos, para que una única generación viva a cuerpo de rey, si es que se puede considerar vivir a cuerpo de rey esta manera de vivir, sentirse como nuevos ricos por el simple hecho de acumular inmuebles a cambio de nuestra libertad y el que es peor, a cambio de nuestra tierra.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: